“5 cosas que nunca debemos olvidar cuando tratas con la autoestima de los niños”

“5 cosas que nunca debemos olvidar cuando tratas con la autoestima de los niños”

creapsic No Comment
Psicoterapia

“5 cosas que nunca debemos olvidar cuando tratas con la autoestima de los niños”

Estudiar en un colegio donde ves a diario esto en uno de sus muros frente a las pistas deportivas , ay! Si que es motivante! Cuando eres pequeño si te dicen constantemente “no vales”, al final, por desgaste te lo crees. ¿Y si te dicen esto?… Lo que crees es lo que eres y si crees que eres grande, serás grande, por que seguro que así podrás llegar a ser lo que quieres ser. No desistas de tus sueños, lucha , persevera y disfruta del camino, por que el éxito es algo que de crea, no algo que llega así sin más (salvo rarísimas excepciones).

Podemos lanzar estos mensajes en todas direcciones, podemos ser constructivos, podemos creer en el potencial de los demás o podemos hacer lo contrario. Tanto poder tenemos para hacer el bien como para hacer el mal.

“5 cosas que nunca debemos olvidar cuando tratas con la autoestima de los niños”

Los padres, educadores y cuidadores somos los responsables de ayudar a que los niños desarrollen su autoestima ya que sabemos que no sólo tiene un papel muy importante en la infancia, sino que jugara un papel fundamental en su edad adulta.

1- Dile lo que te gusta de ellos/as:

En muchas ocasiones nos conformamos con lo que nuestro lenguaje no verbal transmite a los demás pero resulta que la persona que tenemos enfrente puede ser un gran lector o no de nuestro cuerpo. Si es importante con adultos, lo es aún más con los niños.

En castellano tenemos un grana variedad de adjetivos que nos permiten darles todo tipo de tintes y tonalidades a nuestras descripciones, no ahorremos en ellos. Es de suma importancia para que los niños crezcan felices y sanos mentalmente que sepan de primera mano lo que nos gusta de ellos, lo que valoramos y lo que es importante para nosotros  de las características que ellos poseen y para ello hay que decirlo, si o sí. Pero sin juzgar, sin valorar ni catalogar, de una forma genuina y sincera será más creíble y producirá más efecto.

2- Dedícales tiempo:

Dedicarles tiempo no es que estar con ellos se convierta en una tortura, en tener que pasar horas y horas haciendo algo que no quieres hacer o te aburre soberanamente. Dedicarles tiempo es dedicarles tiempo de calidad y no tanto en cantidad, es decir que el tiempo que estés con ellos, estés con ellos y no pensando en el trabajo u organizando la comida del día siguiente. Si sólo estás de cuerpo presente se nota, ellos lo notaran y leerán el mensaje contrario al que quieres transmitir. En vez de sentirse acompañados, valorados, compartiendo y atendidos, se sentirán poco valiosos.

MAFALDA2

3- Permíteles expresarse:

Expresarse no es únicamente de forma verbal, existen otros medios de expresión como la música, el baile, cantar, etc… Demuéstrales que te importa lo que te quieran contar de su vida, su mundo, sus experiencias, sus cosas, ya que sólo así podrás llegar a comprender plenamente sus comportamientos y a conocer sus anhelos.

4- No compares:

Cada uno de nosotros somos únicos e irrepetibles, cada uno tenemos nuestras propias características, forma de ser y personalidad, y todas son válidas y buenas. No hay unas mejores que otras, simplemente es según para que o en que circunstancia. Comparar lleva  a los niños/as a querer ser diferentes a no ser como ellos son, a desear lo que poseen otros, a tener celos, envidia y sobre todo tener una baja autoestima. La mejor manera de ayudar  a un niño (o un adulto ) a llegar a su excelencia , a la mejor versión de si mismo, es sin lugar a dudas valorando lo que es y como es, valorando y descubriendo sus talentos. Sin comparaciones, así.

5- Diles lo que sientes:

Es de suma importancia aprender a cerca de las emociones y sentimientos, de su gestión y sobre todo aprender a expresar y poner nombre a lo que les pasa. Si desde pequeños les ayudamos, enseñamos y entrenamos en el hábito de identificar lo que les hacen sentir las cosas que les pasan, llegarán a ser adultos con inteligencia emocional. Lo que garantiza una vida de adultos más plena.

Ejercicio: Diario Emocional

Busca un momento cada día para dedicarlo a hablar con tu hijo a cerca de los momentos y vivencias más destacados del día añadiendo lo que sentiste en cada uno. Anímale a que haga lo mismo ya que se trata de un diario y por tanto es necesario que “escriba “ cada uno una página. Lo más importante del ejercicio es la regla de no juzgar lo que te diga, simplemente escuchar, y también existe la regla de no reñir y no corregir.

Este ejercicio te ayudara a conocer que siente, que cosas le ocurren, cuales son significativas para  él/ella y como las vive. Así como a que ellos también te conozcan más y aprendan la importancia de ponerle nombre a lo que sientes.

Simplemente escucha, aprende y comparte.

Leave a Reply

 

Contacta Con Nosotros

¡Síguenos!