Coaching Adultos

El Coaching es una metodología que consigue el máximo desarrollo profesional  (Executive Coaching) y personal de las personas (Life Coaching o Coaching para la vida), y que da lugar a una profunda transformación, generando cambios de perspectiva y aumento del compromiso y la responsabilidad, lo que se traduce en mejores resultados económicos.

Es un proceso sistemático que facilita el aprendizaje y promueve cambios cognitivos, emocionales y conductuales que expanden la capacidad de acción en función del logro de las metas propuestas.

El Proceso de Coaching:

Las sesiones tendrán una duración de 90 minutos aproximadamente. Generalmente aconsejo que la frecuencia de las mismas sea de una vez cada dos semanas a no ser que acordemos otra frecuencia. 

Lo primero que trabajaremos es en definir claramente los objetivos y metas que quiera alcanzar, aunque a veces el proceso de coaching se dirige específicamente a saber cual es la meta que quieres alcanzar. 

La duración será de no más de 10 sesiones, según las que necesites para alcanzar tus objetivos.

 

La definición de John Withmore, uno de los pioneros del coaching:

El coaching consiste en liberar el potencial de una persona para incrementar al máximo su desempeño. Consiste en ayudarle a aprender en lugar de enseñarle.

El Coaching en las empresas ayuda al desarrollo de profesionales capaces de pensar por sí mismos y con autonomía suficiente para tomar decisiones y dar respuesta a las necesidades de cada momento. Profesionales con confianza en sí mismos y en la organización para la que trabajan, con un alto sentido del compromiso y de la responsabilidad. La esencia del COACHING DE EQUIPOS:

Es una herramienta que hace más conscientes a los equipos, no trata de facilitar las claves del éxito, sino servir al equipo de ayuda y apoyo en su propio desarrollo.

 

Captura de pantalla 2016-10-18 a las 17.13.48
coaching

En definitiva…., el Coaching es una poderosa herramienta que nos ayudará a poner el cerebro de nuestra parte soñando lo que queremos llegar a ser, rompiendo con las creencias que nos frenan, dándonos esa fuerza que necesitamos para llegar llamada motivación, empujándonos a llevar a cabo las acciones necesarias para cumplir nuestros objetivos y sobre todo emprendiendo un camino que nosotros queremos y decidimos recorrer.